Volvemos a entrenar a la marina internacional.

Desde diciembre hemos tenido vientos fuertes, los habituales en estas fechas, la “brisa loca” que le llaman, y desde entonces tuvimos que trasladar los entrenamientos del equipo al hotel Irotama.

Hoy ha estado Darío inspeccionando el estado de los barcos, que han estado más de tres meses sin usarse y expuestos a vientos de mas de 30 nudos. Han habido roturas en los cascos debido al choque de algunos de ellos contra piezas de los pontones, y choques entre ellos mismo. Ya tenemos una lista de lo que necesitamos para su reparación y mañama sin falta empezamos a repararlos.

Cómo siempre, desde el club, agradecemos a la marina internacional de santa marta por su apoyo al club y al deporte de la vela en general. Gracias.

Deja un comentario